Recuerdan a “Catch 22”; atrae la atención a las nuevas generaciones el pasado cinematográfico de Guaymas

Recuerdan a “Catch 22”; atrae la atención a las nuevas generaciones el pasado cinematográfico de Guaymas

GUAYMAS, Son., 12 de enero de 2022.- Juan Ramírez Cisneros consigna en su libro “Efemérides guaymenses”, que en esta fecha, en el año de 1970, comenzó a rodarse en “Los Algodones”, la película Catch-22.
La comunicadora de RED 93.3, Anabel García Laborín, citó el breve texto del escritor y cronista de la historia guaymense, como hace cada día en su noticiario matutino, pero la respuesta y participación de los radioescuchas fue excepcional, entre quienes recodaron el hecho y quienes, por su juventud, se mostraron sorprendidos del nivel de estrellas que llegaron en el pasado a filmar en el puerto.

LA PELÍCULA

“Catch-22” (Trampa 22) es una película estadounidense estrenada en 1970, con duración de 121 minutos, que dirigió Mike Nichols, con un Guion de Buck Henry, basado en la novela de Joseph Heller, cuya fotografía de David Watkin divulgó por el mundo las bellezas regionales.
Tuvo un reparto de estrellas como Alan Arkin, Orson Welles, Jon Voight, Anthony Perkins, Paula Prentiss, Martin Sheen, Martin Balsam, Richard Benjamin, Art Garfunkel, Jack Gilford, Buck Henry, Bob Newhart y la productora fue Paramount Pictures, asociada con Filmways Productions.

Es del Género Bélico que describe un drama de la II Guerra Mundial (1939-45), en una base aérea de Estados Unidos del Mediterráneo, una zona de orografía parecida a la de San Carlos.
Los aviones son rápidamente derribados y se pierden pilotos. Uno de ellos, para librarse de una disparatada misión, finge estar loco y consigue huir a Suecia.

Pero la trama refleja su intención de evitar la orden superior, al pedir su baja por problemas mentales.
Los sinodales envían al siquiatra sus observaciones y el dictamen del facultativo es que no puede estar loco quien hace semejantes reflexiones.
Así se crea la trampa, esa trampa a la que hace alusión el artículo 22 de la regla interna de la Fuerza Aérea.
Y por eso el nombre, Catch-22 (Trampa 22).

Aunque fue un fracaso de taquilla y negativamente criticada, fue nominada en 1970 por los Premios BAFTA a Mejor fotografía, y el Sindicato de Guionistas la nominó como el Mejor guión adaptado del género.
Con el tiempo, el film se convirtió en un símbolo de la cinematografía estadounidense y es hoy un clásico, convertido en lo que Estados Unidos llama “Cine de culto”.

menu
menu