Ponen orden al desbocado actuar de los criminales

Ponen orden al desbocado actuar de los criminales

+ Ponen orden al desbocado actuar de los criminales; jóvenes nutren las bandas de la delincuencia; Guaymas, a ver si asustando a la gente aprenden; error de médico legista pudo provocar la muerte de un joven; IMSS promete pagar más a médicos, pero no cumple

Agustín Rodríguez L.

GUAYMAS, Son.- Es para aplaudir el resumen divulgado esta semana por la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, donde habla del trabajo de nuestros policías y fuerza armada para poner orden, luego de la manifestación irrespetuosa contra la autoridad en Magdalena, y su secuencia en Caborca e Ímuris, a cargo de grupos armados.

Aterrorizaron a esas poblaciones con riñas donde hubo muertos y heridos en número que nunca sabremos, por eso nuestros bravos agentes y los decididos soldados fueron allá e hicieron lo que saben. Detuvieron a 10 bandoleros, aseguraron armas de fuego y vehículos, algunos con blindaje; destruyeron plantíos de droga y se habla de bandas completas desarticuladas.

Siempre olvido el nombre del responsable de esa Mesa de Coordinación, Jaime Valenzuela Tiznado, pero me lo recordaron con esa buena noticia, que parcialmente había adelantado el secretario de Seguridad sonorense, David Anaya Cooley.

El punto es, pues, los sonorenses nos asombramos y, en los frentes creados, hubo terror por la cínica presencia y actuación de los forajidos, cuyo mensaje es pésimo para un país que promueve el imperio de la ley y la convivencia social a favor de las actividades productivas y el desarrollo.

Y como Sonora tiene mando, lo ha demostrado, se tomaron decisiones. Por tierra y aire se desplazó la fuerza de tarea a cumplir lo exigido para recuperar ese orden.

Estremece ver a quienes envían a esos frentes que buscan el control de las plazas para sus actos delincuenciales. Abundan los chamacos veinteañeros, a veces menores, que debieran estar en la escuela o aprendiendo un trabajo productivo. No, ya portan un arma como herramienta. El común denominador son los fusiles automáticos, preferentemente el tipo Kalashnikov, o AK-47, un Colt AR-15 o la nueva versión del M-4. Armas para la guerra.

No encontraron esos chavos, una mejor forma de lograr ingresos para una buena vida. Y más cuando a través de lo que hacen, logran cosas típicas de los jóvenes, luego una mejor arma, un auto, y más tarde asumir mando hasta formar su propia banda y elevar la capacidad de fuego para tener más poder. El ejemplo lo muestra el mismo informe de la Mesa de Seguridad, al incluir en los aseguramientos, dos fusiles “barret”, calibre 50, y granadas de fragmentación, que ya son palabras mayores.

Por eso la Guardia Nacional fortaleció su presencia con tropa, aeronaves, vehículos especializados y equipo de comunicación; por eso la Fiscalía General de la República abrió 14 carpetas de investigación; la labor conjunta habla de 25 armas largas, 6 armas cortas, 4 granadas de fragmentación, 72 cargadores, 4 mil 668 cartuchos, 20 vehículos y 13 detenidos; también acabaron con 2 hectáreas de plantíos de marihuana y aseguraron inmuebles.

Ciertamente, eso no detendrá a los criminales. Apenas surgían estos datos cuando en Sonoyta, personal militar enfrentaba a sicarios agresores perfectamente equipados.

Poco después, se confirmó un duro golpe al “narco”: fuerzas de la Sedena y la Guardia Nacional encontraron y destruyeron 24 hectáreas sembradas con amapola, un mundo. Hace mucho que Sonora no hablaba de esta droga, pero el golpe dado abarcó 245,600 metros cuadrados, en suelos del ejido “El Ocuca”, en Trincheras. Eso afectará, sin duda, la actividad de organizaciones criminales que operan en esta zona.

Alguien se portó mal los últimos días y olvidó que Sonora, como cualquier territorio, debe tener un mando institucional. Se demostró que así es y la lección pretende que no vuelva a ocurrir, porque un mensaje violento, de impunidad, afecta a las tareas de ordinario.

TIROS RÁPIDOS

1.- Guaymas entró en la espiral ascendente del COVID-19.

Muchos guaymenses no creen en la enfermedad, por eso la alcaldesa Sara Valle anuncia medidas siguientes acordadas con la Mesa de Seguridad Regional:

En las próximas dos semanas se abrirían gradualmente giros comerciales, según defina la Secretaría de Salud en Sonora. Todos deberán entender la exigencia de una nueva cultura como prestadores de servicios, incluso en la convivencia social. Los protocolos serán obligatorios para contener en lo posible, los efectos la pandemia. La apertura comenzaría con comerciantes de esenciales el 1 de junio.

Decidieron también colocar mantas en colonias donde haya contagios, enumerando cada nuevo brote. Es que mucha gente no cree, y en esa manifestación de ignorancia, está la clave para multiplicar los contagios.

2.- Un joven murió de lesiones en el cráneo, tras chocar con su motocicleta contra un auto.

El problema que revela ineptitudes y complicidades en perjuicio de la sociedad, es que al ser atendido, surgió un certificado médico donde se señalaba que no había lesiones graves.

Su muerte las evidenció. El médico legista “no vio”, suponiendo que haya hecho su trabajo, esas lesiones y firmó el documento señalando golpes “que tardan menos de 15 días en sanar”.

De allí partió la ley para cerrar el caso. Debieron reabrirlo y ahora la Dirección Asuntos Internos llamó a cuentas al médico y lo suspendió. Con él, a tres agentes de Tránsito que no tendrán mayor problema, pues ellos actuaron conforme a la guía inicial: el certificado de un perito, profesional, quien tiene la confianza de la sociedad para actuar. Y habría traicionado eso.

Peor, ahora se revela que ha tenido deslices similares en el pasado.

3.- Hay una pequeña revuelta interna en el IMSS local.

A los médicos les ofrecieron sobresueldo por multiplicar su esfuerzo ante la pandemia de COVID-19. Ya les llegó, pero no a todos. Quienes quedaron fuera pidieron explicaciones a la Dirección local y no las tuvieron; las exigieron al sindicato y la agrupación les dijo que solo “a los que ya les llegó” estaban contemplados. Es decir, a los demás no.

El incumplimiento puede provocar una crisis en breve, sobre todo ahora que la chamba crece por culpa del maligno virus y el hospital del IMSS en Ciudad Obregón se satura, y no podrán realizarse la práctica común de enviar a los enfermos a esa plaza.

No jueguen con la salud, señores.

menu
menu