No es improvisación, dice Pedro Angel Contreras; “ignoro provocaciones y vengo a sumar

No es improvisación, dice Pedro Angel Contreras; “ignoro provocaciones y vengo a sumar

GUAYMAS, Son.- Pedro Angel Contreras responde con el énfasis de quien aprovecha el tiempo para exponer sus ideas más allá de lo que su aspiración a un cargo de elección le representa.

Nacido en Navojoa en una colonia popular, hijo y nieto de ferrocarrileros, estudió en escuelas públicas y siempre buscó aprender más de la enseñanza normal; se hizo profesionista y siguió preparándose –hizo estudios en la Nueva York University–, pero sigue formándose.

En la política está lejos de ser un improvisado y tampoco tiene etiquetas, subraya. Sus primeros pasos en ese ambiente los hizo al lado de Luis Donaldo Colosio. Con él se traslado a la ciudad de México a trabajar por su partido y por sus ideales; más tarde colaboró con Manlio Fabio Beltrones, Eduardo Bours y hasta hace unas semanas con Claudia Pavlovich.

Improvisado, no, “esto no es de que un día me levanté con la idea de ser candidato y ya”, asienta, y avanza en su explicación de lo que ahora lo trae por Sonora acercándose a la gente, primero para convencerse de que puede llegar a ser candidato del PRI a la gubernatura de Sonora, atrayendo militancia y gente para sumar simpatías al tricolor.

Dice que le ha ido bien y en cuanto a su partido, platicó con el dirigente en Sonora, Ernesto de lucas y le pidió “piso parejo”. De lucas lo ofreció.

Sabrá si lo hay o no, y si puede o no. Ya participó en una elección interna en 2009 al lado de Eduardo Bours, quien ganó ampliamente.

“Si yo veo que no me dan los números, me sumaré a quien sí los alcance”, afirma; si no es así, “me pasarán por encima”.

Sabe de reglas, las aprendió en el PRI nacional donde fue cofundador del Consejo Político y miembro de la Comisión redactora de los reglamentos.

Entiende las distintas formas de elegir candidato en su partido y en enero, cuando ocurra esa selección, el “piso parejo” es que haya las condiciones para que la militancia conozca a los aspirantes, a partir de realizar foros temáticos, definir procedimientos –que dirigirá el Ejecutivo Nacional– y respetar reglamentos.

“Por lealtad a Colosio”, dice con rostro serio, “jamás me alejaría del partido”. Describe su posición firme como priísta, apoyándose en sus conocimientos de filosofía e historia. Insiste en una fecha de aquí a diciembre, para definir si puede o no llegar a ser candidato en base a sus número, y si no, operará al lado de quien resulte.

Hay quienes le han llamado “juanito” o “un obstáculo a “El Borrego” Ernesto Gándara, pero no es así, sostiene. Se apoya en una tarea de 32 años ocupando posiciones de partido y en cargos públicos, en los que hizo bien su trabajo y nunca estuvo en escándalos o una situación de conflicto.

Un buen ejemplo es cuando dirigió la aduana de Nuevo Laredo, una de las más grandes del mundo, con un presupuesto de 300 mil millones de pesos; y hasta hace unas semanas dirigió el Isssteson, donde se administra la seguridad social y servicios de la burocracia estatal, y renunció con la idea de ser candidato.

Se enfrentó a la sorpresa y las críticas, pero contundente, afirma que “esto no es solo por hacer fila”, y tampoco acepta que alguien por ser muy conocido exija ser candidato, pues también hay quienes preguntan por caras nuevas.

Dentro de las preguntas incómodas está esa de “que vengo a dividir, pero los ignoro”.

Le gustan que le llamen el “caballo negro”. Un equino es parte de su presencia en redes sociales, pero aunque pide no verlo “desbocado”, asegura que “voy de frente”.

TIENE EL PERFIL:

Advierte: viene problemas económicos muy fuertes para Sonora, para el país, y hay que fijarse muy bien quién tiene la capacidad y el conocimiento para hacer que todo salga adelante.

Desde hoy, Pedro Angel Contreras habla con empresarios de alto nivel con la idea de sensibilizarlos para que vengan a invertir y “son grandes nombres”, que se guarda por la debida discreción.

Pero vuelve a situarse en los tiempos, a mirar la competencia y evaluar cada paso, para insistir: “de aquí a diciembre veré números. Si veo que no levantan, tendré que reconocerlo”.

Eso implica abandonar este proyecto sin alejarse de su partido, porque “sería necio seguir si sabes que te van a pasar por encima”.

menu
menu