Mató y desolló a su pareja, porque “se le metió el diablo”

Mató y desolló a su pareja, porque “se le metió el diablo”

Ciudad De México.- Un sujeto confesó a un agente de la Policía que mató a su mujer, aún con sus manos y ropa llena de sangre.

Se había drogado y discutió con su esposa, dijo, y de pronto la atacó y le aplicó 5 puñaladas, para proceder luego a desprender su piel del rostro hasta las rodillas, utilizando un cuchillo de cocina.

Eric Francisco “N”, ingeniero civil de 46 años, dio muerte a Ingrid “N”, de 25 años, quen se había convertido en su segunda esposa.
La Policía ubicó el lugar del espantoso crimen en el departamento 501 del edificio marcado con el número 258, de la calle Tamagno, colonia Vallejo, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Fue arrestado cuando Eric, ensangrentado, salió a la calle y se acercó a un oficial de Policía para decirle que había matado a su mujer en el departamento.

Asombrado, el agente le pidió al hombre que lo llevara a su casa, a donde había dejado el cuerpo.

Allí descubrió con asombro que, en efecto, en un charco de sangre estaba el cuerpo de Ingrid, y lo único que tenía de piel era de las rodillas hacia abajo y el cuero cabelludo; el sujeto también extrajo las vísceras y las metió en una bolsa para arrojarlas lejos de casa.

Eric explicó a preguntas de la Policía, que había actuado bajo el influjo de las drogas, pero que estaba arrepentido. No recordaba mucho de lo ocurrido, pero aparentemente el motivo de su espantoso crimen fueron los celos y a que debido a las sustancias se “le había entrado el diablo”.

Vecinos del departamento dijeron que habían escuchado ruidos en la madrugada, pero no le dieron importancia. Sabían que Ingrid vivía sola y que Eric seguido la visitaba. Eric había sido reportado por violencia pero esta vez ya no hubo reportes y el cuerpo de la joven víctima ya está en el Servicio Médico Forense en espera de que sus familiares lo reclamen.

Comentarios

menu
menu