Britney Spears pronto será libre: papá entrega solicitud para poner fin a tutela

Britney Spears pronto será libre: papá entrega solicitud para poner fin a tutela

El papá de Britney Spears presentó este martes, en el Tribunal Superior de Los Ángeles, una solicitud para poner fin a la tutela que ha controlado la vida y el dinero de la cantante durante 13 años.

Como el señor Spears ha dicho una y otra vez, lo único que quiere es lo mejor para su hija. Si la señora Spears quiere poner fin a la tutela y cree que puede manejar su propia vida, el señor Spears cree que debería tener esa oportunidad”, dice el documento.

La jueza Brenda Penny, que supervisa el caso, deberá aprobar la medida.

James Spears ha sido duramente criticado por Britney y el público por todos los años en que controló la tutela de la cantante.

Una petición del abogado de Britney Spears para destituirlo iba a ser escuchada en la próxima audiencia del caso el 29 de septiembre.

James Spears dijo en un documento presentado el 12 de agosto que estaba planeando dejar de ser el tutor de sus finanzas, pero no ofreció ninguna fecha. Él renunció a su control sobre las decisiones de su vida en 2019, manteniendo sólo su papel de supervisión del dinero de Britney.

Ha dicho en repetidas ocasiones que no hay ninguna justificación para ser removido y que sólo ha actuado en el mejor interés de su hija.

La tutela se estableció en 2008 cuando Britney Spears empezó a tener problemas mentales que fueron del conocimiento público y que los medios de comunicación se obsesionaron con cada momento –decenas de paparazzi la seguían intensamente a todas partes- y perdió la custodia de sus hijos.

La presentación del martes cita cómo la “apasionada súplica” de Britney Spears para poner fin al acuerdo legal- en un discurso del 23 de junio en el tribunal- dio una sacudida a los que querían verla liberada de él, citando la transcripción de esa tarde.

Sólo quiero recuperar mi vida. Han pasado 13 años y ya es suficiente. Hace mucho tiempo que no soy dueña de mi dinero. Y es mi deseo y mi sueño que todo esto termine sin ser probada”, dijo Britney Spears.

La presentación del martes señala que Spears dijo que no sabía que podía presentar una petición para poner fin a la tutela, algo que aún no ha hecho. Dice que la decisión de Penny de permitirle contratar a su propio abogado, Mathew Rosengart, demuestra que el tribunal confía en ella para tomar decisiones importantes. Y menciona que las pruebas demuestran que aparentemente “ha demostrado un nivel de independencia” al hacer cosas como conducir ella misma por el sur de California.

También cita su deseo de tomar sus propias decisiones sobre la terapia y otros cuidados médicos.

Spears había dicho en su discurso del 23 de junio que estaba siendo obligada bajo la tutela a tomar ciertos medicamentos y a usar un dispositivo intrauterino para el control de la natalidad en contra de su voluntad.

James Spears pidió una investigación judicial de estas y otras acusaciones, diciendo que eran cuestiones que estaban fuera de su control porque había renunciado a la tutela de su hija, cediendo el papel a la profesional designada por el tribunal, Jodi Montgomery.

Rosengart, el nuevo abogado de Britney Spears, dijo cuando fue contratado en julio que tenía la intención de ayudar a poner fin a la tutela, y cuestionó si era necesario haberla establecido, en primer lugar, aunque todavía no había presentado una solicitud para terminarla.

En cambio, dijo que su primera prioridad era deshacerse de James Spears, a quien retó a dimitir en el acto en su primera comparecencia ante el tribunal.

Rosengart solicitó la destitución de James Spears el 26 de julio, alegando que había gestionado mal el dinero y los asuntos de su hija, y sugiriendo que había utilizado la tutela para su propio beneficio. El juez le denegó una audiencia de urgencia sobre el asunto, diciendo que podría ser oído a su debido tiempo en septiembre.

El abogado dijo que acogía con satisfacción la indicación de James Spears de que acabaría renunciando, pero dijo que eso no frenaría sus esfuerzos por destituirlo.

Spears atribuyó a la existencia inicial de la tutela para mantener su carrera a flote, aunque por el momento ha dejado su trabajo totalmente en suspenso durante más de dos años.

Los fans que se oponían a la tutuela, y aseguraban que pedía ayuda en sus publicaciones de Instagram, iniciaron el #FreeBritney y aparecieron fuera de sus audiencias judiciales para protestar.

Artistas famosos, desde Miley Cyrus hasta el ex de Britney Spears, Justin Timberlake, se han sumado al clamor en los últimos meses, sobre todo tras el par de apasionados discursos de Spears ante el tribunal en junio y julio.

Penny, la jueza con el poder máximo sobre la tutela, no ha parecido inclinada a ponerle fin antes, pero tampoco se le había presentado nunca una oportunidad tan clara.

menu
menu