Violencia conmociona hasta a las corporaciones de la coordinación por la paz

Violencia conmociona hasta a las corporaciones de la coordinación por la paz

Primera caída

En una posición autocrítica, más realista, la alcaldesa Sara Valle Dessens compareció ayer ante medios de comunicación para manifestar su preocupación por los hechos violentos ocurridos en el centro de Guaymas, en el momento en el que, dijo, más coordinados están los tres niveles de gobierno. Semanas atrás la baja ligera en el índice delictivo motivó discursos triunfalistas, de mejora en la seguridad pero la realidad se impone y la presidenta municipal hizo bien en admitir lo que Guaymas sabe: la delincuencia ganó terreno en las calles y su retiro será difícil, complejo.

Anunció reunión emergente con miembros de la secretaría de seguridad pública para abordar el delicado tema de violencia, mencionó a la gobernadora Claudia Pavlovich como factor de acercamiento con el secretario de seguridad pública, Alfonso Durazo. Dentro del ambiente inseguro, es positivo que la alcaldesa sea realista, se reconoce, lo malo es que la autocrítica no incluye a la corporación policiaca municipal, a los mandos locales que, es evidente, no han dado resultado en la prevención del delito porque la alcaldesa concentró su pronunciamiento en la labor coordinada de los tres niveles, sin señalar que el esfuerzo preventivo le corresponde cien por ciento a la autoridad local.

Entonces sin exigencia interna, sin evaluación de desempeño, el comisario Silvestre Armenta sigue en el cargo sin ninguna presión, esperando el tiempo de su retiro, mientras Guaymas vive crisis de inseguridad que sacudió hasta a la alcaldesa.

Segunda caída

La prueba de que Sara Valle pide mucho hacia afuera pero no exige nada dentro de su gobierno, es la presencia reforzada de la PESP, a partir de este día. Por petición de la presidenta, se asignó a más elementos en él municipio, con operativos permanentes en colonias y en el centro, además de una estrategia supuestamente de inteligencia que será encabezada por autoridades estatales.

Anoche, hubo recorridos de agentes estatales y municipales en sectores conflictivos, en un intento por revertir violencia y contener a criminales. Como se dijo, ese trabajo está bien, pero si los mandos locales no se aplican y siguen pasivos, el cambio prometido en seguridad no se va a cumplir.

Tercera caída

Como en todas las dependencias federales, en el Puerto de Guaymas se anunció auditoría interna de la pasada gestión encabezada por Edmundo Chávez Méndez. La revisión incluye documentos administrativos, contratos, gastos, personal y todo lo vinculado al trabajo en el recinto portuario. El nuevo administrador Abraham Larios Velázquez no quiso meterse en predicamentos en su primera conferencia de prensa, pero admitió que se realiza una revisión de todo a todo y si se encuentran irregularidades se darán a conocer.

Larios tiene además la consigna de volver más eficiente a la dependencia y optimizar recursos. Sobre la expansión del puerto, obra inconclusa del anterior sexenio, se sabe que continuará pero a paso lento.

El Tirabuzón

Para hoy, la familia de Saúl, joven desaparecido en Guaymas, convoca a conferencia de prensa. La intención es ejercer más presión en autoridades para que intensifiquen la búsqueda del muchacho que fue visto por última vez en la agresión armada del lunes pasado.

La Quebradora

La alcaldesa confirmó que los recortes de personal van a continuar este año. Según el oficial mayor, son 150 personas las cesadas el año pasado y 30 en el mes de enero, en diferentes dependencias municipales.

Comentarios

menu
menu