Un día sin ellas

Un día sin ellas

Por Víctor Mendoza Lambert

Y de repente el mundo comienza a cambiar, lo que algún día se llamó “el sexo débil” ponen un hasta aquí en México y por medio de las redes sociales se organizan para detener por un día toda su acostumbrada y cotidiana actividad, le han llamado “El nueve ninguna se mueve”.

Es un reto a la autoridad, es un ¡ya basta! a tanto daño que reciben y que poco o nada se hace, es una original e inteligente forma de mostrar un malestar acumulado y que se busca cambiar la actitud del hombre hacia la mujer, se busca que las autoridades tomen en serio tanta violencia, agresión y saña hacia ellas.

Ellas, sí, ellas se están organizando, las profesionistas, las estudiantes, las amas de casa, las liberales, las conservadoras, las de izquierda, las de derecha, las de centro, las diputadas, las senadoras, las funcionarias, las mujeres, las ricas, las pobres, las de clase media, todas las mujeres están enteradas de lo que viene y representa el 9 de marzo.

Para quienes hemos vivido algunos años en el terreno periodístico, es algo nunca visto y de alto impacto que se organizó en unas horas y que será un parteaguas en nuestras vidas y en nuestros tiempos.

Un día que por supuesto cambiará la historia de un país. Un día en que la autoridad federal, estatales y municipales tendrán que entender el papel de la mujer en todas sus funciones y en donde se tendrá que poner más atención a todas esas agresiones que hoy día reciben por su supuesta debilidad física.

Los hombres, los que vemos el tema desde la perspectiva de género estamos o al menos así lo veo, estamos asombrados y orgullosos de qué cosas así sucedan y estamos listos para apoyar en lo que sea necesario. Espero que así suceda en la mente de la gran mayoria, eso espero, el movimiento no es para derrocar a nadie, que no se equivoquen, es simplemente el hartazgo a la incapacidad política y social de un país que ahora sí comienza a abrir los ojos.

 

De ida

Por supuesto, no todos pensamos así, de repente el Presidente López Obrador pretende culpar este movimiento a los de siempre, a los neoliberales, a los conservadores, a los que se fueron y todas esas cosas absurdas que ya conocemos.

Habla de una mano negra, desestimando la capacidad de pensar y de actuar de las mujeres del país donde se dice Presidente.

No acepta, no entiende, no comprende o simplemente no quiere ver que en su gobierno asesinan a un promedio de 10 mujeres cada 120 minutos. No acepta qué  el pasado, es eso, simplemente pasado y que el hoy se debe de asumir y sobre todo se debe actuar.

 

De vuelta

El gobierno de Lopez Obrador no está de acuerdo en que la mujer proteste y busque mejoras en su vida, al parecer no tiene interés de que sean menos agredidas y menos molestadas, que dejen de ser ofendidas por el hecho de ser mujeres y por el hecho de aparentemente ser más débiles, simplemente eso piden.

Ojalá AMLO entienda que existen movimientos tan reales como el que alguna vez también realizó, ojalá y lo entienda, de no ser así, estaremos entrando una tormenta de ignorancia y de cerrazón política.

Felicidades a todas esas mujeres que se suman a un movimiento real, tan real como las muertas que a diario vemos en este país llamado México.

 

Aserrín

Por supuesto, que le entre quien le quiera entrar, y esas mujeres que tienen un compromiso con su partido político o con su gobierno y cuestionan el movimiento, les recomiendo simplemente que respeten a quienes si quieren un auténtico cambio en nuestro país.

 

Víctor Mendoza  Lambert director de Grupo Entre Todos.

Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VictorMendozaL

Facebook: Víctor Mendoza Lambert

WhatsApp: 6621768878

Comentarios

menu
menu