Mañanera incómoda

Mañanera incómoda

Por Víctor Mendoza Lambert

Es indudable que el enfrentarse día a día con los medios de comunicación durante dos horas o más es una tarea titánica, es un ejercicio de comunicación intenso y de grandes retos.

De hecho, esa parte la pudiéramos dar por buena en lo que se hace llamar “cuarta transformación”. Informar, o al menos enfrentar a los periodistas cada mañana es complejo.

El presidente López Obrador en ese terreno es innovador, no necesariamente significa que es quien más informa, pero debemos de aceptar que correr ese riesgo todas las mañanas no es cualquier cosa, tan no lo es, que ningún presidente de ningún país lo ha hecho.

En lo que podemos llamar historia reciente quizá Fidel Castro lo hizo en cuba por medio de la radio, pero eran mensajes no conferencias de prensa, me refiero a hablar y hablar. Posiblemente también lo hizo Hugo Chávez en sus primeros años de poder. Ahora Maduro es quien habla y habla por horas, pero no lo hace a diario, ni lo hace frente a la prensa.

La historia del siglo pasado muestra extraordinarios oradores en efecto Adolfo Hitler, Winston Churchill, Martin Luther King, el mismo John F. Kennedy, fueron muchos, pero eran oradores, hombres de palabra y mente clara. Tribunos como suele decirles.

López Obrador es innovador en ese terreno, es arriesgado pues en muchas de las ocasiones no tiene una respuesta y genera una evasiva que se va sumando a esa larga lista de incógnitas que se le están acumulando.

La mañaneras es un ejercicio de poder, es la forma de trabajar del presidente de México, si alguien me dice que sucede el resto del día, no supiera responder porque se ve muy poca actividad de López Obrador, pudiera estar jugando beisbol o pudiera estar dormido o lo más seguro es que trabaje con su gabinete para saber que es lo que sucede en México, eso nadie lo sabe, de ahí que la especulación es grande.

Las mañaneras tienen fecha de caducidad y seguramente será en pocos meses, dos razones lo marcan. Lo molesto que es para López Obrador tener que estar respondiendo cosas de las que no tiene una respuesta, o más bien de lo que no puede dar una respuesta y la otra razón es simplemente la salud, pues esa parte, aunque muchos lo duden es desgastante para el cuerpo y mente estar enfrentando a algo que estas molesto.

Las primeras semanas de la mañanera les puedo asegurar que el presidente las disfrutaba, las últimas las padece, no se requiere ser muy inteligente para darse cuenta el malestar que presenta con las preguntas incomodas, excepto claro con las que hace un tal Lord Molécula, un personaje extraído de la picaresca mexicana.

Así las cosas, la mañanera se ha convertido en un estilo de gobierno, que los primeros nueve meses lo catapultaron positivamente al presidente López Obrador, pero… sí, en las ultimas semanas se ha convertido en el malestar más significativo y en una loza tan pesada como la del pípila que lleva mañana a mañana el presidente.

Las mañaneras tienen sus días contados, a las mañaneras muy pronto se le cantarán las golondrinas. Pero de que son historia no queda la menor duda.

 

De ida

Y de repente se va de Sonora y de México la empresa Gildan Activewear, una empresa de origen canadiense que decide instalarse en Honduras.

Se va y con ello 1 700 empleados directos se quedan sin trabajo a partir de marzo del 2020. En efecto, es algo serio, pues a ello tenemos que sumarle los empleos indirectos que suman otros 2 mil.

¿Pero porque se va? Argumentan competitividad y facilidades en centro américa. Algo que llama la atención enormemente.

Esperemos que no sea una desbandada y qué esas familias de Hermosillo y de Agua Prieta pronto logren integrare al mundo laboral.

Lo delicado del tema no es cosa menor, pues podemos identificar que algo está sucediendo en México que no podemos retener empresas que ya estaban asentadas y que habían logrado en pasados años buenos resultados… Claro, la pregunta es ¿Qué sigue?

 

De vuelta

Quizá algunos se percataron de ello, el Halloween en Hermosillo se convirtió en un vandalismo disfrazado.

A muchos jóvenes les dio por entrar a tiendas y robar con mascara, a otros les dio por romper vidrios de camiones de pasajeros.

Los más mansitos tomaron huevos y los estrellaban en ventanas y puertas de casas.

Será muy importante que el próximo año no se permita tanta libertad para hacer daño, pues entendemos que ahora todo es “amor y paz” pero de eso a hacer lo que se quiera no se vale.

 

Aserrín

Dicen los que saben, qué esta semana podrán darse cambios en el equipo de López Obrador. Al parecer ya entendió que no puede ser responsable de todo, además su caída en imagen pública le hace mucho ruido y lo tiene muy nervioso.

Ya veremos si está dispuesto a aceptar que la están regando.

 

 

Victor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos

Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VictorMendozaL  79 363 seguidores.

Facebook: Victor Mendoza Lambert

WhatsApp: 6621768878

Comentarios

menu
menu