Llama SEC a reforzar acciones para beneficio de los alumnos

Llama SEC a reforzar acciones para beneficio de los alumnos

Primera caída

La subsecretaria de Educación Básica, Patricia Calles Villegas, invitó al personal docente y administrativo de escuelas públicas y privadas, desde kínder hasta secundarias, a cumplir con el Reglamento Interior para el cuidado de los estudiantes. La alcaldesa de Hermosillo dice que el antidoping sería aplicado por la dependencia encargada de la Prevención del Delito en conjunto con autoridades de Salud.

Buena interrogante es esta: ¿Será suficiente que las escuelas estén atentas a los reglamentos o debe agregarse esa prueba? Lamentablemente vivimos en una sociedad donde madre y padre trabajan y a veces a los niños no los cuidan ni los abuelos. Por otra parte, tristemente, el consumo de drogas a veces lo empiezan en su propia casa, no en escuelas. Sea o no para deslindarse de culpas, las propuestas de ambos personajes es buena iniciativa. Por lo menos a la próxima que haya un problema de violencia o algún delito, las escuelas no serán las causantes.

Pero también sería justo empezar desde casa con una prueba de dopaje y no sólo en Hermosillo; sería una buena iniciativa. Ni hablar de una prueba a profesores también, aunque nos podamos sorprender de los resultados. Habrá que ver cómo empiezan estas campañas de prevención al delito en las escuelas. Y mejor aún, cuánto duran.

Segunda caída

Tal parece que en Guaymas nos sigue gustando “tapar el sol con un dedo”. Es que impartió cursos sobre el manejo de alimentos a vendedores ambulantes la Unidad Regional de Control Sanitario, dejándoles muy claras las recomendaciones sobre higiene durante el Carnaval. Plausible, pero “elitista”. Por qué hacerlo sólo para los vendedores que estarán dentro del área del carnaval, que incluye la ruta del Malecón. El comercio de comida en durante el Carnaval no se limita a esos puntos.

Por ejemplo, se dispara en la avenida Serdán y en gran parte serán estos vendedores los que atiendan a tantos visitantes que se esperan. Saldrán a comer también en otros establecimientos y deben también certificar que cumplen con el reglamento sanitario. Tenemos que recordar la realidad de los drenajes, eso que sigue siendo un grave problema, tanto o peor que la falta de agua. Y eso que no estamos en verano, cuando la preocupación crece por las altas temperaturas que vuelven estos temas mucho más delicados.

Ojalá que la COESPRISSON, quienes impartieron ayer este curso, tengan algo preparado para antes de la temporada de verano. Y sobre todo que haya control de los vendedores a partir de saber cuántos son entre los que había antes y los incorporados en la administración actual.

Tercera caída

Arturo Lomelí Cervantes, el regidor-secretario salió ayer rumbo a Vícam para reunirse con los yaquis que el martes cerraron el acueducto que da agua a Guaymas. Ya tarde, aún no había respuesta sobre si reanudarían el abasto al puerto, pero lo que es seguro es que deben arreglarlo ya, pues hoy empieza el Carnaval. Pero justo antes de irse a la reunión, aclaró o quizá reprochó, que ha estado en 13 ocasiones en aquellas latitudes llevando beneficios y soluciones a las comunidades. La del lunes fue, apuntó, la única ocasión que no se pudo reunir con ellos.

Pues sí, pero hay que tomar en cuenta que con los yaquis no se juega y aunque “una no sea ninguna”, para ellos puede ser una falta de respeto. Y aunque hay que reconocer la autoridad de Lomelí, por supuesto, la figura principal con la que los ciudadanos quieren tratar sobre problemas y programas de trabajo, es la presidenta, la señora Sara Valle.

También hay que recalcar que la ayuda anterior no debería ser referida, sino tratar de buscar mayor apoyo para seguir teniendo una sana relación con los que nos proporcionan ese gran beneficio como es el líquido vital. Anticipo de lo que pudiera seguir en este tema: se dice en fuentes extraoficiales que no llegarán a un acuerdo. Y más aún, sigue que los yaquis realicen un plantón en estos días, para incomodar las sanas fiestas del carnaval. Veremos que pasa.

El Tirabuzón

Hablando del secretario de Ayuntamiento y del Carnaval y de matanzas, dijo el señor que los guaymenses son fiesteros y que van asistir a la fiesta sin importar lo que pase. Es que, debemos aceptarlo, la ciudadanía tiene temor por la violencia que se vive, reflejada de nuevo con el asesinato de Leslie Rico, una agente de la policía municipal que ganó grados por su buena hoja de servicios. Por eso muchos tienen duda de asistir o no a los eventos.

Más aún cuando en cartelera se encuentra un intérprete de los narcocorridos, quien ya ha tenido problemas con sicarios. Pero siempre debemos esperar que no pase nada. Y si no pasa, como debe ser, lo seguro es que no será por la estrategia de Seguridad Pública, o de la Guardia Nacional.

menu
menu