Fuera Yadira Cota

Fuera Yadira Cota

Primera caída

Como se dijo en este encordado, Yadira Cota dejó la dirección de desarrollo económico y turístico ayer formalmente, después de casi tres semanas de que le pidieron se bajara del ring y no quería. La lucha entre la ex funcionaria y el gobierno es parecida a la que ya vivió Cota con Lorenzo de Cima y con algunas de sus ex colaboradoras, primero todo es positivo pero termina envuelta en escándalo.

Y así fue en este gobierno de la 4T, donde los problemas llegaron desde la campaña y se recrudecieron ya en el poder, primero por las limitaciones económicas y la petición de apoyo de Yadira, que solicitaba viáticos para ir a San Carlos y otros planteamientos del tipo que provocaron distanciamiento. Cota no ocultaba su inconformidad con situaciones internas, lo que nadie se explica es por qué se quedó más de un año, incluso permaneció poco más de veinte días en rebeldía, porque le pidieron renuncia cuando se fue a el Salvador por asuntos familiares y no quiso irse de manera discreta. Este tiempo, la ex funcionaria buscó que la alcaldesa Sara Valle dialogara con ella y que le notificaran por escrito el cese, con la respectiva liquidación, algo justo porque ella, es obvio, no quería irse aun cuando ya no era reconocida como funcionaria y, como dice la Ley, tiene derecho a finiquito.

Tal cual pidió, ayer la contraloría le avisó formalmente lo que ella ya sabía y se subió al ring como se esperaba para arremeter contra el gobierno. En conferencia de prensa arremetió contra el gobierno, lo contrario a Sara Valle, que no quiso profundizar en los motivos de la salida de la ex funcionaria y hasta dijo que tuvo buen desempeño, con todo y que ya sabía del escándalo que se venía. El caso es que se formalizó la salida pero no se pudo evitar el conflicto, lo que sigue es que le den seguimiento a los programas de apoyo a emprendedores y promoción del destino, para eso se ocupa a una persona que sí provenga del sector, que tenga el aval de OCV, que no sea protagonista y, sobre todo, que sepa trabajar con pocos recursos.

Segunda caída

También en Empalme hubo buena función y fue en Cabildo, donde hubo dos manifestaciones para enmarcar la sesión donde se aprobó la solicitud de crédito para pagar aguinaldos. La primera inconformidad fue de un grupo de trabajadores que hicieron presión a ediles en demanda del pago puntual de la prestación, algo comprensible si se considera que en la administración de Carlos Enrique Gómez Cota hubo problemas hasta con el pago de la nómina quincenal y el personal no quiere volver a sufrir esa situación de incertidumbre.

La otra inconformidad vino de los controvertidos dueños de Arroyos Cuates que exigen el pago de facturas pendientes desde el pasado trienio. Ángel Mallorquín cuestionó la renta de camiones para recoger basura y hasta vinculó a Antonio Merel, jefe de personal en esa transacción, lo malo para esa empresa es que su movimiento está asociado con el Kiriki y eso no les ayuda porque Empalme tiene buena memoria. Mallorquín reclama como lo han hecho en obras tales como la de la carretera cuatro carriles, la planta de CFE y la desalinizadora, donde pararon trabajos hasta que se salieron con la suya, para ganar contratos, conseguir pagos y esa medida permitida por los gobiernos la tienen muy ensayada, presionan para ser los únicos, práctica que parece ha quedado en el pasado porque en este caso no hay un contrato vigente de concesión, así que el alcalde Francisco Genesta ni siquiera puede requerir de los servicios de Arroyos Cuates porque la Constitución se lo impide, algo que otros gobiernos pasaron por alto pero que ya debe regularse para evitar problemas como los que se están viviendo.

El caso es que con todo y protestas la sesión se llevó a cabo, el préstamo pasó por mayoría, con el voto en contra de varios ediles. Ahora, el gobierno deberá apurar el trámite para obtener el financiamiento antes del 20 de diciembre, para cumplir en tiempo con el pago de aguinaldos.

Tercera caída

Mucho más larga y menos sustanciosa que en Empalme, en Guaymas hubo sesión de Cabildo con una de las peores discusiones que se han vivido en esa mesa deliberativa. Por más de tres horas, ediles hablaron y hablaron, cuestionaron asuntos ya vistos en esa sala de plenos, se dijeron de todo, con gritos, golpes en la mesa, basta llegar al punto de sacar a relucir asuntos personales, de pésimo gusto. Lo curioso es que cuando llegaron al punto de la comisión de seguridad pública, con un tema tan sensible, en medio de crisis de violencia, nadie pero nadie se pronunció, ni los ediles que dejaron la comisión, ni las nuevas comisionadas, ni los opositores que dicen querer mucho a Guaymas, ni la alcaldesa ni el síndico como representante legal.

Eso exhibe el nivel del Cabildo actual y la necesidad de que, al margen de sus diferencias, se suban al ring pero para resolver los problemas de la ciudadanía, no asuntos particulares que solo les afecta a ellos y uno de esos temas, el principal ahorita, es la seguridad. Ya desgastados, los ediles votaron por mayoría la incorporación de Juana Montes y Ángeles Rosas a la comisión de seguridad, con lo que se concluye que será la joven abogada Itzel Ríos, la presidenta de esa comisión y, por añadidura, presidenta también de la junta de honor, promoción y justicia.

El Tirabuzón

Los estragos del conflicto con Arroyos Cuates ya empiezan a sentirse en Empalme. Ayer, en unas cinco colonias se quejaron por falta de recolección de basura, por lo que el gobierno deberá ver la posibilidad de conseguir más camiones para sustituir a la empresa antes de que se genere crisis sanitaria como pasó en Guaymas.

La Quebradora

La alcaldesa Sara Valle Dessens adelantó más cambios en su gabinete, lo que generó inquietud en palacio municipal. Se sabe del cambio de Angélica Medina de comunicación social y otros enroques que se darán antes de concluir el año.

Comentarios

menu
menu