En desacuerdo AMLO sobre los datos publicados por la ASF

En desacuerdo AMLO sobre los datos publicados por la ASF

Primera Caída

En el ring del Gobierno Federal se cocina una nueva lucha de más de 2 a 3 caídas, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró el día de ayer que los datos publicados por la Auditoría Superior de la Federación el fin de semana sobre irregularidades en su gobierno son incorrectos y exagerados.

Incluso dice que están mal esas cifras, aplicando la de “yo tengo otros datos”, e hizo la promesa de informar de ellos por medio de sus mañaneras, esperando que también se expliquen los informes de la ASF, porque están dando mal información a los ciudadanos.

Y es que la misma Auditoría Superior ha puesto en tela de juicio aquel dicho de la 4T donde decían que “Gobernar no tiene ciencia”, que “bastaba con un 90 por ciento de honestidad y 10 por ciento de capacidad”, entonces sobreviene la pregunta de en qué porcentaje podremos acomodar los datos erróneos de irregularidades por más de 67 mil millones de pesos en el ejercicio 2018 – 2019.

Cabe destacar, nadie dice que se han robado nada, pero basta con ver los datos que tiene AMLO para ver dónde han quedado los recursos en cuestionamiento, además de esperar que ninguna institución haya hecho un mal manejo a espaldas del líder de la 4T. Ah, pero para no andar con riñas abajo del ring, el presidente urgió a los técnicos de la ASF a aclarar los datos revelados.

Segunda caída

La gobernadora Claudia Pavlovich dice que Sonora sigue siendo territorio líder por su capacidad de reactivación económica durante la crisis sanitaria; el Instituto Mexicano para la Competitividad le respalda y esta semana se unió a esa secuencia de mejoría, el inicio de operaciones la empresa LaZboy en San Luís Río Colorado, creando 500 nuevos empleos.

Por cierto, hablando del gobierno de Pavlovich, Sonora es la entidad con menos observaciones por la ASF por tercer año consecutivo, “generando confianza en las y los ciudadanos en la correcta aplicación de sus recursos” dijo Miguel Ángel Murillo Aispuro, secretario de la Contraloría General del Estado.

Y si tiene alguna duda, además de revisar los fondos federales etiquetados relativos a educación, desarrollo social, seguridad e infraestructura, se auditaron las participaciones federales y se hizo minuciosamente este rubro para que no quepa duda.

Tercera caída

Desde el cuadrilátero del puerto guaymense, las filas de los aspirantes a los puestos políticos de Guaymas son cada vez más definidas, aunque las sorpresas no tienen fin. Por ejemplo, mientras el diputado local Rodolfo Lizárraga declara que si Morena no le apoya como coalición, se irá a buscar la candidatura desde su partido el PT, pero al parecer así será, porque se han cerrado las inscripciones para alianzas.

En el caso de la coalición PRI-PAN-PRD “Va por Sonora” lo que tienen claro es que Rogelio Sánchez de la Vega va por la alcaldía; Alonso Arriola Escutia para diputado local y Jesús Saldaña López por la federal. Morena tiene tres aspirantes a alcalde: Carlos Villarreal, David Pintor y Raúl Sánchez, y sigue ver cómo queda el acomodo.

En Movimiento Ciudadano la quiniela va para la alcaldía con Karla Córdova; la local está entre Cuauhtémoc Benavides y Manuel Villegas, pero este último es un operador que podría estar en la lista plurinominal y así se acabaría el problema actual de esas siglas.

El Tirabuzón

Hablando de Guaymas, ayer un grupo de maestros activos dejaron las clases en línea junto a otro grupo de jubilados para manifestarse en la avenida Serdán, una de las principales del puerto, para solicitar se les pague el esquema de salario mínimo y no el de la Unidad de Medida y Actualización, el cual entró en vigencia desde el 2017.

Y es que la cosa está “canija”, pues perciben un salario de 86 pesos diarios cuando el pago de acuerdo al salario mínimo debería de ser de 142 pesos, es por eso que hacen un llamado al Gobierno Federal, a la Suprema Corte de Justicia y a organizaciones internacionales del trabajo para que les retiren esa medida.

La Quebradora

Por si no había caída en cuenta, los candidatos a gobernador tiene un buen historial político y en el caso de Alfonzo Durazo, Ernesto Gándara, Ricardo Bours y Carlos Zataráin, lo construyeron en el PRI, mientras que Cuahutémoc Galindo ha sido panista de hueso colorado. Pero parece que ni el Dr. Morales podría hacer una buena crónica de una novedad en el ring electoral sonorense, quien ha sido “recién desempaquetada” y no le precede ningún partido: Rosario Robles Robles.

menu
menu