El nepotismo, fantasma del informe de cien días

El nepotismo, fantasma del informe de cien días

Primera caída

La lucha apenas inicia y eso quedó claro en el informe de trabajo de la alcaldesa Sara Valle Dessens, con motivo de sus cien días de gobierno.

El escenario sobrio, con poco público fue nominado no por los números, resultados o logros, sino por los cuestionamientos de nepotismo que lanzaron quienes han emprendido una guerra en defensa de los principios de Andrés Manuel López Obrador y se lo hicieron saber a la presidenta municipal. Las consignas fueron directas contra el tesorero Santiago Luna, cuñado de Sara Valle, quien ha sido el gran problema desde el inicio de la administración por su cercanía con la primera autoridad, el poder conferido por su parentesco y la posición clave en el manejo de recursos.

Si la alcaldesa la apostó al olvido, no parece que los opositores al nepotismo piensen dejar la lucha y será de frente como lo hicieron ayer en Palacio Municipal. De hecho, por la sencillez del acto, el breve tiempo en el gobierno y los pocos resultados, lo más destacado del informe fue precisamente la protesta de civiles de izquierda. Por lo demás, el discurso de Sara Valle fue predecible, solo el restablecimiento del servicio de limpia, bacheo y acciones comunes, nada que se parezca a la fuerza del inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Segunda caída

Y antes del informe, los que complicaron el ring fueron los elementos de la policía municipal que pensaban acercarse a la presidenta municipal para preguntarle de los aguinaldos. La intención motivó a mandos policiacos a reclutar a todos los comandantes de zona en el Palacio para que controlaran a la tropa, lo que se logró, aunque la inconformidad está en el ambiente de la corporación que hoy tendrá su fiesta por el día del policía.

Sobre el préstamo de Bansi, la Tesorería, rápida con algunas empresas y lenta con la base trabajadora, apenas ayer tramitarían el depósito que debió estar listo desde la semana pasada, tras el desistimiento de la demanda contra la financiera.

Tercera caída

El recorte de personal llegó a la Casa de Piedra justo antes de pagar aguinaldos, para ahorrarse el equivalente a la prestación de unos 200 trabajadores, entre asistentes, secretarías, instructores deportivos, auxiliares y coordinadores, en todas las dependencias municipales. Los despidos son naturales en cada función gubernamental, casi obligados, el problema con los genios de la Tesorería es que el personal cesado se va sin recibir la liquidación de Ley y eso traerá un alud de demandas que, a la larga, le costará caro a Guaymas.

Tirabuzón

Al que le quitaron la máscara es al dueño del yunque que compró carros del Ayuntamiento en precios de ganga porque resultó ser un comerciante especial. Según los cercanos a la administración, el propietario del deshuesadero es compadre de la primera autoridad y desde antes de iniciar el gobierno ya se planeaba la venta. De hecho, la sindicatura planea continuar con el chatarreo de los bienes en desuso y el comprador, sin duda, será el mismo.

La Quebradora

Esta semana, la secretaría del Ayuntamiento, Jazmín Gómez estará fuera de circulación por incapacidad médica. Pero para los apurados del grupo de los caudillos de Luna, la funcionaria ya dejó claro que va a regresar en cuanto nazca su bebé para no dejar espacio a dudas. Por lo pronto, sigue firmando los documentos de rutina y continuará con la organización de la agenda del Cabildo.

Comentarios

menu
menu