Donald Trump planea terminar con derecho a ciudadanía

Donald Trump planea terminar con derecho a ciudadanía

El man­datario Donald Trump quiere abolir por decreto el derecho a la ciudada­nía para los niños nacidos en Estados Unidos hijos de personas que sean estadu­nidenses e inmigrantes que entraron ilegalmente en el país, lo cual podría generar una batalla constitucional.

Siempre me han di­cho que se necesitaba una enmienda constitucional. ¿Sabe qué? No hace falta”, aseveró el mandatario en una entrevista concedida al programa que Axios tie­ne en la cadena HBO. “Aho­ra dicen que puedo hacerlo con una orden ejecutiva.”

El derecho a la naciona­lidad para todos los naci­dos en territorio de EU está consagrado en la Enmien­da 14 de la Constitución.

Para cambiar la Consti­tución en Estados Unidos se requiere, por lo menos, una mayoría de dos tercios en el Congreso, algo im­pensable en un momen­to en que el país está muy polarizado y hay poco con­senso legislativo.

El Presidente estaduni­dense ha aprovechado la expectación generada por una caravana de migrantes que partió de Honduras el pasado 13 de octubre para agitar su discurso contra la inmigración.

Las autoridades esta­dunidenses calculan que en la caravana, que avanza actualmente por Oaxaca, México, hay unas tres mil 500 personas, entre ellas mujeres embarazadas que abrigan la esperanza de que sus hijos sean ciudada­nos estadunidenses.

Somos el único país del mundo donde, si una per­sona llega y tiene un bebé se convierte en ciudadano de Estados Unidos (…) con todos los beneficios”, afir­mó en la entrevista.

LIMITANTES

La propuesta está lejos de convertirse en realidad, pues modificar la Cons­titución implica procedi­mientos que no incluyen al decreto presidencial.

La Enmienda en cues­tión reza que “Todas las personas nacidas o natu­ralizadas en Estados Uni­dos, están sujetas a su jurisdicción, por lo tanto son ciudadanos de Estados Unidos y del estado en el que residan”.

Trump no dio ningún indicio del plazo en el que podría intentar poner en marcha esta reforma.

El senador republicano Lindsey Graham anunció que lanzará un proyecto de ley en el mismo sentido que la propuesta del Presidente estadunidense.

Una opinión que no compartió su correligio­nario Paul Ryan, jefe de la Cámara de Representantes, quien dijo que este derecho no se puede abolir con una orden del Ejecutivo.

menu
menu