CONCLUIRÁN PRESA “PILARES”, OTRA GESTIÓN DE GOBERNADORA CPA

CONCLUIRÁN PRESA “PILARES”, OTRA GESTIÓN DE GOBERNADORA CPA

SSSSSSSS… No es la Gobernadora Claudia Pavlovich la única en afirmar que existe una excelente relación de trabajo coordinado entre el Gobierno Federal y el del Sonora. De hecho, puede decirse que la mandataria se maneja en ese tema con la cautela apropiada del caso. Es el propio Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador el que lo ha sacado a relucir, ahora que empieza a ver las resistencias y los encontronazos que se dan al interior de su equipo y cómo se expresan estas diferencias en los estados.

 Y como aún son muchas las entidades no gobernadas por MORENA, quién sabe si AMLO quiera mandar la señal de cómo trabajar dos niveles de gobierno de  partidos disímiles y pone de ejemplo a Sonora y su gobernadora, a quien le distingue el interés supremo de procurar el bienestar de los ciudadanos, como él sostiene día a día en sus conferencias mañaneras que servir a la gente es el espíritu de la Cuarta Transformación.
Pues cualquiera de éstos que sea el motivo por el que el Presidente López Obrador pone de ejemplo a Sonora y el trabajo coordinado que lleva la Federación con Claudia Pavlovich, una vez más quedó de relieve este rasgo esencial en la relación Federación-Sonora en la conferencia mañanera de ayer lunes,  cuando el Presidente de la República tuvo palabras de reconocimiento a la gobernadora sonorense.
Sin duda, lo más importante de esta buena relación son los beneficios que se han otorgado a los sonorenses (y los que faltan). “Hechos son amores y no buenas intenciones” reza el refrán y como un simple ejemplo de esta buena coordinación y mejor  relación, tenemos el tema del subsidio de la luz.
Propios y extraños apostaron a que AMLO sin remordimiento alguno cancelaría para este año y los venideros, la aplicación de la Tarifa 1F a los 72 municipios sonorenses, como se lo pedía Claudia Pavlovich de manera insistente y aprovechando cualquier foro.
Todos fuimos testigos de cómo en la primera visita que hizo AMLO a Sonora en su calidad de Jefe de la Nación, la Gobernadora se sobrepuso al esquemita aquel de los abucheos y logró decirle a López Obrador que no se olvidara de la petición que le hacía a nombre de todos los sonorenses.
Mire Usted. López Obrador ha eliminado sin remordimiento alguno muchos programas de alto impacto social, algunos de los cuales aún se litigan en instancias superiores, como es el caso de la supresión de los apoyos a las estancias infantiles, que ha causado enorme revuelo a nivel nacional.
Nada le costaba  entonces “batear” también el tema del  subsidio. Pero no lo ha hecho –no lo hizo- con Sonora, porque seguramente López Obrador valoró la incansable gestión de Claudia Pavlovich, que lo puso contra la pared y no le quedó más remedio que aceptar que la Gobernadora se había ganado la medallita en beneficio de casi 300 mil familias.
Claro, llegará el momento en que el Gobierno Federal  querrá cobrarse en votos la factura de la aprobación de las Tarifa 1F; pero ahí estará también la incasable, -imborrable por cierto- gestión de la mandataria sonorense desde julio de 2018, y que cristalizó hasta el primer minuto del pasado 1 de mayo, cuando entró en vigor la autorización presidencial.
También atendió López Obrador el llamado de la gobernadora priista  en el tema de los estadios, que si bien es cierto su venta hubiese representado recursos frescos para el Fondo de Pensiones del Isssteson, la Gobernadora se resistía a que estos inmuebles fueran demolidos y en su lugar se erigieran centros comerciales, perdiéndose  estos baluartes del deporte, que tanta falta hace a la juventud en estos difíciles tiempos.
El Presidente agarró esta bola de “pick.up” y su respuesta inmediata fue que la Federación adquiriría estos inmuebles para destinarlos a crear universidades de béisbol, con espacios comerciales en los estacionamientos y cuya venta, renta o concesión ayudará a recuperar la cuantiosa inversión de poco más de 1,050 millones de pesos.
Y sin perder un día siquiera desde que le tomó la palabra el Presidente, Claudia Pavlovich ya hasta le hizo llegar de propia mano a Banobras el sábado anterior toda la documentación, de tal suerte que ayer lunes, López Obrador comentó en su conferencia matutina el tema, elogiando a la Mandataria.
Y de pilón, AMLO anunció ayer lunes que ya se había autorizado el recurso para continuar y terminar la gran obra de la presa “Los Pilares” en el municipio de Alamos, que representa beneficios para los productores del sur de la entidad y del norte de  Sinaloa.
Pues no cabe duda de que va la Gobernadora Pavlovich a un lado de López Obrador como si fuera su “apuntador”, recordándole todos los pendientes de alto perfil en la agenda de Sonora y en los que el poder de la mano presidencial es irremplazable.
Y viendo bien las cosas,  Claudia Pavlovich está siendo un factor decisivo para que los sonorenses valoren no sólo la imagen de un “AMLO en campaña”, que de eso a nadie le quedad la menor duda de que arrasó en las urnas; sino para que lo dimensionen como un Presidente que se preocupa por atender los problemas de los sonorenses.
Entre estas dos formas de apreciar a Andrés Manuel  López Obrador hay una diferencia enorme: Claudia Pavlovich.
 
SSSSSSSS… A nadie, ni siquiera a los mismos trabajadores, a cuyo beneficio se supone van dirigidos los esfuerzos y las luchas sindicales, causó una buena impresión el anuncio de la CTM Sonora en el sentido de que para el próximo 8 de julio serán emplazadas a huelga más de dos mil empresas de todo el estado y en la que participarán más de 130 mil asalariados.
Y no porque lo que exigen no sea lo correcto. No. Al contrario.
Todos los mexicanos sabemos de la pésima calidad de los servicios médicos del IMSS y la falta crónica de medicamentos; lo carísimo de las hipotecas del INFONAVIT y los intereses leoninos de INFONACOT y así una larga lista de irregularidades.
Según Javier Villarreal Gámez, Secretario General de la CTM en Sonora, la huelga va porque va, si no cumple el Gobierno Federal con las demandas y exigencias, derivadas del “hartazgo” de la clase trabajadora y demás elementos de su discurso.
A nadie le cabe en la cabeza que de pronto Javier Villarreal abandere estas causas –y en ese tono tan terminante y definitivo-, cuando por décadas estas anomalías formaban parte del “sacrificio” que aportaban los trabajadores, mientras que los empresarios hacían en “esfuerzo” por invertir para generar fuentes de empleo y el Gobierno “hasta lo imposible” por brindar una buena atención a la clase obrera.
Villarreal Gámez ha dicho en repetidas ocasiones que a él no le inquietan ni la CATEM del bribón senador Pedro Haces –muchos bribones en el Senado de la República, como de costumbre- ni la CIT de Napoleón Gómez Urrutia, otro senador facineroso.
Pero como sus palabras no concuerdan con la realidad, pues no son pocas las voces que señalan que ante el avance de la CATEM, Villarreal Gámez quiere posicionarse ante su gente.
Son tantas las especulaciones que ha generado la “tronante amenaza” de Javier Villarreal de irse a la huelga, que a lo mejor y quiere que Carlos Aceves del Olmo, líder nacional cetemista voltee a verlo y le brinde su apoyo, ahora que el dirigente estatal de la CTM anda trabajando muy duro para lograr su asociación política regional.
Pero, si la CTM es una filial priista, ¿tendrá su dirigente nacional Aceves del Olmo la autorización de Claudia Ruíz Masssieu, Presidenta del CEN del PRI para que en Sonora se paralice la actividad laboral?
Porque a esos niveles de la política ninguna pieza del rompecabezas anda suelto. Menos tratándose de una huelga masiva.
Por lo pronto, ya hubo reacciones y esta mañana habrá una conferencia de prensa por rumbos de la CATEM en el centro de la ciudad. Sin duda, agarrarán la bandera de defender los empleos, la tranquilidad y paz laboral, que es la base de la confianza de los inversionistas en Sonora y todo ese rollo.
Veremos y le contaremos.
 
SSSSSSSS… A propósito de las múltiples muertes de policías a manos del crimen organizado, rarísimas veces caen los agentes en acción; por lo general, los emboscan saliendo de sus casas, sin las armas de cargo. Indefensos. Casi como represalia por haber matado a un delincuente en combate.
Y esto sucede porque México es el único país en el que los patos les tiran (y les dan) a las escopetas (y son ellos los que ganan).
Así de cruel es nuestra realidad, que no nos permite vivir en paz ni con tranquilidad.

Comentarios

menu
menu