Cabildo plantea solicitar condonación de cobro tanto a CEA como a CFE

Cabildo plantea solicitar condonación de cobro tanto a CEA como a CFE

Primera caída

Quienes se llevaron la lucha estelar del martes, fueron los miembros del Cabildo de Guaymas que, aunque hay que destacar que de los 21 integrantes asistieron sólo 15, al reunirse esa tarde para tratar puntos muy interesantes, con cada regidor separado, en una sesión en el patio del Palacio Municipal, donde llegaron a un acuerdo muy bueno.

Fue solicitar la condonación de cobro a los usuarios de agua, drenaje y energía eléctrica a la CEA y CFE. Buena iniciativa de regidores y alcaldesa, ante la contingencia que estamos viviendo a nivel mundial. Con CEA, no es tan descabellado, ya ha aguantado muchas, pero en lo que a la Comisión Federal de Electricidad respecta, ellos mismos se previnieron lanzando un simulador de consumo de energía eléctrica, como dando un mensaje subliminal de un rotundo NO, desde mediados de marzo, cuando entramos en Fase 1 por el Covid-19.

No es malo pedir un subsidio especial por contingencia sanitaria, aunque sea, pero si algo es cierto es que si las ideas de la alcaldesa se terminan volviendo realidad, habría tenido el tino de hacer que todos los guaymenses queden contentos con su trabajo. Aparte de esta gran noticia, en la reunión se habló de hacer la próxima sesión del cabildo por medio de tecnología digital, algo que ya está al alcance de todos. Bienvenida la tecnología.

Segunda caída

Lo que ha sido una lucha de máscara contra cabellera, es el tema de las actividades esenciales. Es que muchas empresas se han amparado en pequeños detalles para salvarse y decir que lo son, caso de los expendios de cerveza, que aunque les quitaron dos valiosas horas de su horario habitual, muchos se han mostrado indignados, qué será ahora que les digan que deben cerrar.

Mientras tanto, le entran al quite las casas de empeño, que ya pueden reanudar su servicio, luego de que la Secretaría de Salud reconsiderara cerrar estos negocios. Pero ahí no para, las tiendas de muebles y ropa a crédito del cuadro principal de la ciudad, han tomado sus medidas para seguir funcionando por tener dentro módulos de instituciones financieras. No venden, pero si cobran los abonos quincenales. Bastó con pasar por la avenida Serdán ayer para ver cómo la gente hacía colas, al igual que los bancos.

Lo preocupante es que si toman medidas de prevención, como cierto número de personas dentro de la tienda y el otorgar gel antibacterial, lo triste es ver que quienes se quedan afuera se amontonan sin respetar a Susana distancia de la que tanto se ha hablado. Por su parte algunas tiendas de conocida cadena de tiendas de conveniencia, han puesto en su entrada el lema “Entre sólo la persona que va a comprar”, a lo que los ciudadanos hacen caso omiso y entran hasta tres para comprar un refresco y, peor, sin guardar la sana distancia bien marcada en los pasillos.

Tercera caída

Quien se sube al ring una vez más, es el Diputado Local, Rodolfo Lizárraga, quien empezó a apoyar a los más vulnerables y sobre todo, que enfrentan problemas de salud. Es ahora cuando se decidió apoyar a aquellos que ocupan bolsas para recolectar orina, cuya compra puede afectar al bolsillo de los enfermos, asegurando que quien lo necesita lo puede contactar en su página de Facebook o en la página pública, donde están sus datos personales.

No es nada mala la idea diputado, nomás hay que recordarle que a la próxima que haga una transmisión en vivo, con la compañera que siempre lo acompaña, tomen su sana distancia y sobre todo, que ella también use cubre bocas; el diputado lo hizo, pero la dama en cuestión se lo quitó en vivo.

El Tirabuzón

La mañana de ayer, una patrulla de la Policía Municipal se estacionó en las afueras de un supermercado que se encuentra cerca de la Unidad Deportiva Julio Alfonso Alfonso, prendió sus bocinas para poner el mensaje de la prevención del Covid-19, mientras usuarios de la tienda subían su mandado a los carros o entraban al edificio.

Lo raro es que les estuvieron tomando fotos a quienes andaban en la tienda. Buena táctica, pero sería mejor hacerlo con quienes andan en la calle sólo por distraerse, y no a los que andan abasteciendo su despensa.

La Quebradora

Sin palabras se quedó el dueño de una importante cadena restaurantera de mariscos, que en la búsqueda de hacer lo mejor por sus compañeros del giro, se reunieron en una taquería, presumiendo en redes sociales que se apoyaban entre todos.

Lo lamentable, que nadie usaba tapa bocas y no guardaron distancia, motivo por el que le celebraron la iniciativa, pero le llovieron críticas al poco cuidado ante el problema sanitario que nos trae tan estresados.

menu
menu