América demuestra su grandeza en el Azteca y supera a Chivas

América demuestra su grandeza en el Azteca y supera a Chivas

MÉXICO (Fernando Villa)– América demostró ante Chivas que el Azteca es su casa en una edición más del Clásico Nacional. Las Águilas desplegaron sus alas y eliminaron al Rebaño en los cuartos de final de la Copa MX gracias a dos picotazos, uno de Bruno Valdez y otro de Nicolás Benedetti (2-0). Los azulcremas celebraron la victoria ante el odiado rival, pero la siguiente edición llegará en menos de tres días, pues el sábado se ven de nuevo las caras en la Liga MX.

América salió a jugar el Clásico Nacional con intensidad desde el silbatazo inicial. Miguel Herrera mandó a sus pupilos a presionar desde el primer segundo y Chivas vivió los primeros minutos pegados a su portería.

Castillo fue el primero que intentó derribar la muralla rojiblanca. El chileno sacó un disparo de media vuela que Jiménez mandó a tiro de esquina tras un lance acrobático.

Las Águilas buscaron el protagonismo. Salieron a atacar y así buscar desplegar sus alas en casa. Demostrar que el Clásico Nacional era azulcrema. Chivas, por su parte, poco pudo hacer en los primeros minutos para equilibrar el juego. La línea de cinco en la defensa poco preocupó a los americanistas, pues no temieron ir al frente cuantas ocasiones pudieron.

La supremacía de los de casa se notó. Renato intentó con un disparo después de encarar a su marca, pero su tiro-centro no fue rematado. Guido se animó a ir al frente por la izquierda. El argentino se quitó la marca y mandó una diagonal al llegar a línea de fondo. Castillo remató por un lado de la meta de Jiménez. América avisaba que iba por todo.

Tibiamente, Chivas buscó reponerse, impedir el vuelo de los de casa y ser esa visita incómoda en la que algunos de sus jugadores denominaron “su segunda casa”, pero Valdez se barrió para llegar a un esférico que lucía peligroso e iba hacia la meta.

La polémica llegó cuando Paul Aguilar reclamó en el área una mano de Cisneros. Chacón no marcó el penal al considerar que no fue deliberada. Los americanistas no dieron crédito a la posición del central.

Finalmente, su recompensa llegó de la mano de Jiménez, quien colaboró en el gol debido a una mala salida en un tiro de esquina. El guardameta no hizo un buen contacto con los puños y la redonda le quedó a Bruno Valdez, quien, en el suelo, mando a guardar el esférico y puso a su equipo al frente en el marcador.

El Azteca explotó con júbilo y la guerra entre aficiones se dio con cánticos que retumbaron en cada rincón del Coloso de Santa Úrsula. Los ánimos llegaron hasta el terreno de juego cuando Ponce y Edson se encararon en medio campo. El altercado no pasó a mayores.

En tiempo de compensación, Benedetti, con pocos minutos en el campo, dio el picotazo final para dejar tendidos en el césped a los de la Perla Tapatía. El colombiano aprovechó un rebote y definió ante la salida de Jiménez para poner los cartones definitivos.

El Clásico Nacional se agotó, al menos en la Copa MX y América despidió del certamen al odiado rival. Sin embargo, este sábado, ambos conjuntos reavivarán la pasión cuando se vean en Guadalajara para el Clásico de liga.

Comentarios

menu
menu