A desarmar a policías reprobados

A desarmar a policías reprobados

Primera caída

Cuando la corporación policiaca enfrenta una de sus peores crisis por el asesinato de seis agentes en seis meses, la Secretaría de Seguridad Pública coloca en la agenda el gran pendiente del Ayuntamiento sobre la depuración en las filas por falta de certificación de por lo menos treinta miembros activos, hasta hoy.

Desde la implementación de los controles de confianza en el sexenio de Calderón, los gobernantes evadieron la obligación de dar de baja a los que no acreditaron el examen de confianza: César Lizárraga no movió el expediente, Otto Claussen cesó solo a dopados, Lorenzo de Cima igual y ahora Sara Valle debe tomar decisiones, a partir de procesos que nunca han sido transparentes, pero que están en la Ley y como tal debieran cumplirse, más ahora que se reclama más apoyo de autoridades estatales.

Porque ya lo dijo el secretario David Anaya, el operativo Tetabiate entrará en vigor solo con la garantía de certificación de los elementos policiacos, como se hizo en Empalme, donde el alcalde Francisco Genesta separó de funciones operativas a reprobados. En Guaymas, la presidenta municipal anunció que va en ese camino y que valora la opción de desarmar a los no acreditados, para no verse obligada a cesarlos y generar otro problema. Por lo pronto, el tema sacudió a las filas policiacas porque hasta ayer, únicamente cien tenían la certificación por escrito.

Segunda caída

Un nuevo escándalo interno se suscitó en la Tesorería de Guaymas, tras la separación del cargo de un empleado del área de cobranza, antes del período vacacional. La tesorera Célida Botello decidió despedir a Jairo N., a quien se señala de modificar cuentas de contribuyentes, luego de que se comprobara inconsistencias en el saldo de al menos dos expedientes.

El ahora ex trabajador se defiende y argumenta que solo los jefes tienen acceso a claves para cambiar cobros millonarios pero, el hilo se rompe por lo más frágil, así que ese planteamiento lo deberá hacer el trabajador en instancias legales para recuperar su trabajo. Y mientras la lucha jurídica se da, el caso obligó a la sindicatura a poner atención en todas las cuentas grandes, así que no sería extraño que se hiciera una auditoría para verificar cada caso.

Tercera caída

En Empalme, el secretario del Ayuntamiento, Francisco Palacios tarda en rendir cuentas sobre los permisos otorgados para comercio informal en las pasadas vacaciones. Según las cuentas del funcionario, la captación fue mínima, pero fue evidente el alto volumen de vendedores ambulantes en playas y todos decían que pagaron aunque no portaban recibo.

Ya la Tesorería se encuentra sacando números pero de poco sirve porque, como siempre, antes de conocer detalles, el alcalde Francisco Genesta ya avaló el resultado que va a dar la secretaría. Por qué será?

El Tirabuzón

Para hoy se anuncian movilizaciones del sindicato del Ayuntamiento, en su lucha por lograr el reconocimiento de 42 nuevos agremiados. Se supone que habrá otra reunión con autoridades municipales y, de no llegar a acuerdos, lo más probable es que los bloqueos continúen.

La Quebradora

La Coesprisson rindió informe de resultados por las verificaciones durante el período vacacional, con la suspensión de labores de un negocio de comida tipo sushi denunciado por mal manejo de alimentos, lo que provocó la intoxicación de varios clientes. En la revisión de albercas, se confirmó el cumplimiento de las normas y lo mismo en la venta de mariscos.

Comentarios

menu
menu